El bonsái es una de las curiosidades de la naturaleza más admirada por muchos ya que combina la belleza de una planta con la paciencia y trabajo del hombre. Es una combinación espectacular del trabajo del hombre con la maravillosa naturaleza. Hacer un bonsái es algo complicado y hay un par de formas de hacerlo: la multiplicación sexuada, a partir de semillas o la multiplicación asexuada o vegetativa que se lleva a cabo a partir de un fragmento de la planta.

 

9 consejos para principiantes para cultivar un bonsái

 

  1. No riegues demasiado al bonsái:muchas veces los principiantes tienen tendencia a regar su bonsái todos los días, cuando en realidad sólo se debe regar cuando lo necesita. Comprueba con el dedo la humedad del suelo, si está seco por debajo de la parte superior, es hora de regar.
  2. La mayoría de los bonsai no son plantas de interior:a menos que compres una planta específicamente de interior, es necesario mantenerla fuera el 95% del tiempo y no ponerla dentro más de un día entero.
  3. Sustratos especiales para bonsái:aunque los bonsais pueden crecer en tierra normal, los sustratos de drenaje rápido deben ser utilizados preferentemente. El drenaje del sustrato es un factor a tener muy en cuenta para cultivar un bonsai y evitar así que se ahogue.
  4. Los bonsái son como los árboles grandes:lo que significa que muchos de ellos necesitan el frío para estar en estado inactivo durante el invierno. Lee el máximo de información sobre tu tipo de bonsái para ver si este es el caso.
  5. Podar las raíces del bonsái: casi todos los años tendrás que podar las raíces de tu pequeño árbol. Este es un procedimiento complicado que debes aprender mucho antes de comenzar el proceso.
  6. Dónde comprar un bonsái:existen muchas tiendas de especializadas en plantas y, aunque no es necesario comprar un costoso bonsái en un vivero especializado, tampoco lo es elegir uno demasiado barato en las grandes superficies. Busca una tienda de plantas cercana a tu casa y pregunta por estos árboles. Es recomendable comenzar con una especie fuerte y fácil de cuidar como un enebro, comprándolo en tu centro de jardinería más cercano.
  7. Muchas plantas pueden ser convertidas en bonsái:todo lo que crece en un tallo leñoso puede ser bonsai, no sólo los árboles.
  8. Durante la poda del árbol guarda algunos esquejes: así podrás hacer injertos y crear nuevas plantas. Sólo hay que realizar algunas muescas en el esqueje, en el lado donde hemos hecho el corte, y sumergir la parte inferior 2,5 cm la planta en el suelo. En 3-4 semanas tendrás una nueva planta enraizada.
  9. Elige una maceta que se vea bien con su estilo de bonsai: Los pequeños árboles de tipo cascada quedan bien con macetas altas y rectangulares mientras que el estilo retama se ve bien con macetas redondas u ovaladas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.