Los océanos son el corazón de nuestro planeta. De la misma forma que los latidos del corazón hacen que la sangre circule por todo el cuerpo, los océanos conectan a las personas de todo el mundo, con independencia de donde vivan. También regulan el clima, alimentan a millones de personas, producen oxígeno, son el hábitat de una gran variedad de seres vivos y nos proporcionan medicinas y muchos más recursos. Para garantizar la salud de nuestras comunidades y de las generaciones futuras es imprescindible que cuidemos a los océanos con la misma intensidad que ellos cuidan de nosotros.

Lamentablemente, algunas actividades humanas, como la pesca ilegal, las prácticas de acuicultura insostenibles, la contaminación marina y la destrucción del hábitat y las especies exóticas, así como el cambio climático y la acidificación de los océanos, tienen un impacto negativo sobre los océanos y los mares.

Se está haciendo un esfuerzo especial para detener la contaminación por los plásticos.

Esta es una amenaza grave porque el plástico se degrada muy lentamente y contamina las vías fluviales durante mucho tiempo. Además, la polución de los plásticos perjudica a la salud de los animales marinos, incluido el zooplancton, pues confunden las micro partículas con alimento, Los científicos temen incluso que tenga efectos dañinos en la salud humana.

Importancia de los Océanos

 

El Planeta Tierra, a diferencia de otros astros conocidos, está compuesto por agua en tres cuartas partes, y de éstas, los océanos, en volumen, tienen la mayor dimensión. Así, los océanos y los mares forman el conjunto de agua más extenso de nuestro mundo, cubriendo más del setenta por ciento de la superficie terrestre; lo que los hace indispensables para la creación de la vida y esenciales para la pervivencia de los seres humanos.

A pesar de que en el día a día no somos conscientes de la importancia que tienen, los océanos llevan a cabo un amplio abanico de funciones que permiten y promueven la existencia de todas las especies que pueblan el planeta, sobre todo, la de los seres humanos.

En primer lugar, debemos destacar que son una fuente de recursos biológicos alimentarios gracias a los que miles de millones de personas en todo el mundo se pueden sustentar.

Además, suponen una fuente de materias primas, de minerales, metales preciosos, e incluso el propio agua salada, a los que se les da diferentes utilidades industriales o comerciales.

En tercer lugar, su importancia radica en que los océanos en sí mismos son un importante recurso energético, ya que además de contener bolsas de gas o petróleo, producen energía renovable gracias a la fuerza de los movimientos marítimos y las corrientes submarinas. Esto es lo que también es conocido como Energía Hidráulica.

Por otra parte, los océanos sirven de regulador climático, ya que absorben el exceso de calor del planeta y regulan los efectos del cambio climático intercambiando gases con la atmósfera. Pero también producen la mayor parte del oxígeno con el que contamos en la atmósfera, incluso más que los bosques y selvas de la corteza terrestre.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.