La salud está en el rojo

¿Por qué rojo? Por una sencilla razón, las frutas que disponen de ese atractivo color rojo, son ricas en antioxidantes, y sobre todo, en ese llamado licopeno, tan adecuado para cuidar de nuestra salud cardíaca. Las frutas como el pomelo o la toronja rosada y la sandía, por ejemplo son las más ricas en este tipo de antioxidante.

Los beneficios del verde

¿Qué frutas te vienen a la cabeza que sean de color verde? Los kiwis, los melones, las manzanas verdes, las peras… en efecto. Todas estas frutas disponen de ácido fólico, de calcio, de hierro, vitamina K y el siempre imprescindible magnesio tan básico para las mujeres. Estas frutas limpian nuestra sangre y nos previenen de muchas enfermedades del corazón. Ideal por ejemplo si empiezas el día con una pera o con una manzana.

Los apetecibles frutos morados

Los frutos morados, negros, azules o púrpuras, son para los médicos y nutricionistas uno de los mejores aliados para la salud cardíaca. Son muy ricos en antioxidantes, reducen el colesterol, son digestivos e incluso anti-cancerígeno.

Frutas de color claro

Las frutas de color claro como los plátanos, los melocotones, las nectarinas blancas, son muy ricas en vitaminas, minerales y fitoquímicos que promueven la salud del corazón. Es recomendable por ejemplo tomarnos un plátano en la cena. Además de ser muy ricos en potasio son muy útiles para relajarnos.

(MEJORCONSALUD)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.