La experiencia del avistamiento de aves con otras personas, es integrarse no solamente con estos maravillosos seres humanos que son sensibles al color, al canto, y al trinar.

Las aves son seres que nos prestan tantos beneficios ambientales, compartir el avistamiento de aves, es penetrar en el silencio del bosque, la tranquilidad de la montaña y escuchar con ojos y oídos despiertos, lo que significa el carisma, la alegría, el aviso de estos seres que habitan los árboles, y las ramas.

Cuando penetramos la montaña, nosotros fácilmente no los vemos a ellos, pero ellos si nos ven a nosotros. A medida que va usted caminando, a través del sendero o a través de los paisajes, observar el revolotear de las aves en libertad genera alegría y bienestar.

Observar cómo se detienen en un árbol, un ave de un color distinto al árbol, que se mueve, vuela, el cual practica en su diario vivir, la dispersión de semillas, la polinización.

Seres fantásticos como las aves, nos enseñan muchas cosas, y que integrados en el avistamiento de aves con otras personas, realmente comenzamos a aprender, intercambiar saberes, amistad, y ser cooperativo, como lo es la naturaleza.

En el avistamiento de aves realmente estamos admirando una criatura maravillosa, un ser vivo extraordinario inofensivo para la vida humana más bien benéfico para la vida humana, la vida del bosque, para la producción de agua, y la producción de alimentos.

Lamentablemente incomprendido por muchos seres humanos, las aves deben vivir en libertad, pero son secuestradas, capturadas, enjauladas, y son dañadas a la naturaleza.

Vale la pena reflexionar, y el avistamiento de aves nos enseña la reflexión, nos enseña el respeto, la educación ambiental, la misión o la función que tiene cada uno de los seres en la red de la vida.

En ocasiones, olvidamos muy fácilmente a veces por ambición o desconocimiento, los beneficios que las aves nos brindan en el paisaje, porque hacen parte activa de la formación del paisaje, el crecimiento de bosque. Los beneficios deben ser aprendidos no solo por la generación actual sino por la futura, para que las aves nunca pierdan su libertad.

Por ello algunas personas han decidido realizar la feria internacional de aves, las personas en un comienzo ni se imaginaban como era una feria internacional de las aves, y pensaban que era una exposición de aves enjauladas. Afortunadamente, son aves que se observan en libertad, integrando comunidades campesinas que las tienen en sus veredas, en sus corregimientos, y que afortunadamente las respetan, las cuidan.

Hoy generan bienestar a través del avistamiento, el ecoturismo, o el aviturismo que se practica en muchas regiones cercanas a la ciudad.

El municipio de Cali, es 30% ciudad y 70% de su territorio es ruralidad, con 15 corregimientos que están comprendiendo que las aves nos generan bienestar, están siendo protegidas, hay recuperación, restauración forestal, y el ecoturismo, está floreciendo en estas regiones.

Cali una de las ciudades más ricas en especies de aves, así como Colombia es el País número 1 de aves en el planeta. Porque de las 10.000 especies de aves que hay en el planeta, casi 2.000 especies se encuentran en Colombia, el 20% de las aves, del planeta están aquí, motivo suficiente para amar nuestro País, para amar nuestra ruralidad, para cuidar las aves, y celebrar con muchas acciones, la protección, la conservación y evitar el tráfico de especies que está afectando a muchas especies.

 Afortunadamente hay defensores de las aves, del planeta, que están comprendiendo que esa cadena de dolor y sufrimiento no debe seguir más, dejemos que las aves vivan en libertad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.