El planeta es el único lugar para vivir que conocemos.

1. Elige productos que no estén envasados en plástico y recicla o reutiliza los envases.

2. Compra frutas y verduras orgánicas (los fertilizantes y pesticidas suelen ser derivados del petróleo).

3. Comprar productos de belleza (shampoo, jabón o maquillaje) elaborados con ingredientes naturales, no derivados del petróleo.

4. Elige productos elaborados localmente. De esta manera se reduce el consumo de combustibles  empleados para su transporte.

5. Prefiere la ropa hecha de algodón orgánico y no de materiales derivados del petróleo.

6. No uses artículos desechables.

7. Viaja menos en avión.

8. Demanda el uso de las energías renovables en lugar de los combustibles fósiles.

9. Cambia tu calentador por uno solar.

10. Digamos no a los transgénicos. Ni en nuestro campo ni en nuestra mesa. Opta por productos frescos y naturales.

11. Cambia el centro comercial por el mercado. Estarás comprando productos más frescos y seguros, sin transgénicos, además de apoyar a productores locales.

12. Lee las etiquetas de los productos que compras.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.