Sustituye los focos incandescentes. Estos generan mucho calor y por eso son muy poco eficientes. Cambiarlos por focos fluorescentes compactos (CFL, por sus siglas en inglés) o focos LED te permitirá ahorrar hasta un 75 % en electricidad.

Las necesidades de iluminación representan el 10 % del consumo de energía. Un solo foco CFL podría ahorrarte unos $30 en gastos de energía durante toda su vida útil en comparación con un foco incandescente.

Sella las filtraciones de aire. Mantener la casa en una temperatura cómoda exige un gran gasto de energía. Las filtraciones que permiten la entrada del aire exterior y la salida del aire de la climatización aumentan mucho más la cantidad de energía necesaria para calentar o enfriar tu casa. Por eso, sellarla de forma adecuada es otra buena medida para ahorrar energía.

Cámbiate a aparatos de bajo consumo energético. Los aparatos antiguos suelen utilizar mucha más energía que los modernos y los aparatos de eficiencia energética emplean la menor cantidad de energía posible. Cuando llegue la hora de cambiar los aparatos antiguos, busca la certificación de Energy Star u otro sello de eficiencia energética. Los aparatos con la certificación de Energy Star gastan hasta un 50 % menos energía y agua que sus equivalentes tradicionales

Utiliza aparatos más pequeños para las labores de cocina más pequeñas.Utilizar el horno es excelente si vas a cocinar un plato completo. Pero si solo vas a asar unos cuantos vegetales, hacer tostadas o preparar otro plato pequeño, utiliza aparatos para comidas específicas que gastan menos energía. Por ejemplo, utiliza:

  • una tostadora para hacer tostadas;
  • un horno tostador para cocinar porciones pequeñas;
  • una vaporera o una olla arrocera para preparar ahorrar y verduras al vapor;
  • una sartén para saltear o sofreír en vez de hornear o rostizar;
  • un microondas para hornear, cocer al vapor y hervir cualquier tipo de alimentos.

Apaga los electrodomésticos y los dispositivos que no utilices. Las luces, los televisores, las computadoras y otros aparatos y dispositivos electrónicos utilizan mucha energía. Para ahorrar energía, apaga las luces al salir de una habitación, apaga el televisor y la radio al terminar de utilizarlos y pon la computadora en modo suspensión o hibernación al salir de la habitación.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.