Valor nutricional de la piña o ananá

Esta fruta es rica en agua (hasta un 87% de su composición), además contiene carbohidratos, fibra y proteína vegetal. Su contenido en grasa es prácticamente nulo.

En cuanto a los micronutrientes de la piña o ananá, podemos destacar las vitaminas C o ácido ascórbico, B9 o folato, A y B3 o niacina. De los minerales que contiene la piña se pueden nombrar el potasio, magnesio, calcio, fósforo, yodo, sodio, zinc y hierro.

La piña aporta 50 calorías por cada 100 gramos y tiene un índice glicémico medio. En general, en una dieta saludable se recomienda priorizar el consumo de frutas con índice glicémico bajo y medio, especialmente en casos de sobrepeso, obesidad o diabetes tipo II.

Propiedades medicinales de la piña

La piña contiene bromelina o bromelaína, una enzima digestiva proteolítica con acción antiinflamatoria, digestiva, antitrombótica, inmunoestimulante, analgésica. Pero podemos decir que el fruto en sí tiene efecto estrogénico, antihelmíntico, diurético y antiviral.

Para poder aprovechar los beneficios de la bromelaína, la piña no se debe calentar o preparar a altas temperaturas porque se inactiva. Por eso es importante tomar siempre la piña natural para poder aprovechar sus bondades.

Por su efecto saciante, diurético y por ayudar a regular el tránsito intestinal, la piña es una fruta que puede ser muy beneficiosa en dietas de adelgazamiento.

El consumo de ananá mejora los casos de dermatitis.

Ayuda a prevenir la formación de coágulos de sangre (tiene acción antitrombótica).

La piña natural tiene efecto antiinflamatorio.

La bromelaína inhibe la proliferación de células tumorales y tiene acción antimetastásica. En concreto, la piña puede inhibir la formación de nitrosaminas, una de las principales causas de cáncer de estómago.

Esta fruta tropical mejora las digestiones pesadas y lentas de los alimentos por ser estimulante de las secreciones gástricas.

La piña contribuye a una mejora de los síntomas de la artritis ósea y reumatoide.

Alivia trastornos del sistema digestivo como diarrea, hinchazón o cólicos y de los riñones.

La ananá es beneficiosa para prevenir la anemia ferropénica.

Puede contribuir a expulsar parásitos gastrointestinales.

La piña nos ayuda a combatir la retención de líquidos gracias a su acción diurética.

Puede ser de utilidad para los casos de gota o ácido úrico alto.

La piña puede ser una de las frutas que se consuman dentro de una dieta saludable y variada basada en frutas y verduras frescas.

 

 

cortesia:ecoagricultor

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.