1. Busca los rayos del sol

Para que crezcan la mayoría de los vegetales, lo ideal es tener unas buenas seis horas de luz solar.

  1. Macetas con huecos y altura

Una vez que ya has elegido el lugar “perfecto” busca los recipientes en los que vas a plantar.

  1. Piensa en la tierra

Aquí es donde hablamos de los nutrientes.

Las plantas necesitan de una cama rica en nutrientes.

  1. ¿Semillas o brotes?

Si no eres un experto de la jardinería (y quieres ver resultados más rápido) quizás lo mejor sería sembrar los brotes directamente.

  1. Agua…

Este es un tema que quizás no se le da la importancia que merece.

  1. Comida

No solo del agua viven las plantas. Necesitan fertilizantes.

Además de agua, las plantas necesitan comer.

Los más recomendados son los fertilizantes balanceados, pues son buenos tanto para las flores como para los vegetales.

  1. Conoce a tus amigos y enemigos

Las plantas tendrán visitantes; todo es cuestión de saber detectar a tiempo si se trata de amigos o enemigos.

Los pulgones, insectos de la familia de los hemípteros, son una mala señal.

Cortesía de Bbc.com

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.