¿QUÉ ES LA MEDITACIÓN?

La podemos definir de una forma muy sencilla. El estado de meditación es una experiencia de plenitud y felicidad infinita, un elevado estado de conciencia al que solo se puede acceder de una forma: perseverando en la práctica de la misma.

 Tengamos en cuenta que cuando nos sentamos a meditar, en realidad lo que hacemos es practicar diversas técnicas que nos ayudan a equilibrar nuestra energía a través del pranayama y técnicas de pratyahara, que nos ayudan a calmar e interiorizar la mente para poder concentrarla en el objeto de la meditación (mantras símbolos etc).

Cuando la concentración es profunda y prolongada aparece de forma natural el estado meditativo, un estado que no se puede forzar, sino que tan sólo podemos crear las condiciones adecuadas para que suceda.

CONOCER LA MENTE

La práctica de Meditación nos llevan a despertar la atención mental, y la atención mental nos ayuda a progresar en la meditación, por lo que es muy importante que aprendamos a conocer y comprender cómo funciona nuestra mente.

Tenemos que empezar por llevar una atención plena a todos los actos cotidianos observando cómo reaccionamos o pensamos ante las distintas situaciones. Es precisamente en nuestros actos cotidianos donde sembramos las semillas que al germinar van a influir en nuestros estados mentales proporcionándonos calma y armonía o bien tristeza e inquietud.

 

 

Tomado de: www.escueladeyoga.com

 

 

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.