1. Reducir las emisiones de CO2 y el consumo de energía

Se pueden reducir los efectos del cambio climático usando menos los autos. Hay que ser consciente del consumo de energía en el hogar y el trabajo e intentar reducirlo. Se puede empezar, por ejemplo, con cosas simples como utilizar las escaleras.

2. Hacer compras seguras y sostenibles de pescado

Debido a la creciente demanda, poblaciones mundiales de peces se están agotando rápidamente. Es algo que debe tenerse en cuenta al hacer las compras o salir a cenar.

3. Utilizar menos productos de plástico

Los plásticos que terminan como basura en el mar contribuyen a la destrucción de los hábitats y pueden provocar la muerte a miles de animales marinos cada año. Una solución para intentar limitar el impacto, podría ser reutilizar botellas o utilizar bolsas de telas.

4. Ayudar a cuidar las playas

Es importante que las playas permanezcan limpias y que se respete el medio marino.

5. No comprar productos que se aprovechan de la vida marina

Algunos productos contribuyen al daño de los frágiles arrecifes de coral y las poblaciones marinas. Evite comprar artículos tales como joyería de coral y productos derivados del tiburón.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.